Cómo mejorar el posicionamiento web de tu hotel de forma sencilla

¿Te encargas tú mismo del posicionamiento web de tu hotel?

Bien, pues lo que viene a continuación te interesa, y mucho.

Aparecer en los primeros puestos del ranking de Google es, en muchas ocasiones, toda una proeza en un sector tan competido como el hotelero.

Pero no por ello hay que desistir.

Trabajar el SEO debe ser una parte imprescindible de tu estrategia de marketing. Vamos, sí o sí.

Si aún no puedes contar en tu equipo con un profesional especializado, no te preocupes.

Aquí te hemos preparado algunas estrategias SEO que puedes poner en marcha para mejorar el posicionamiento web de tu establecimiento desde hoy mismo.

Fíjate bien.

7 mini estrategias para mejorar el posicionamiento web de tu hotel que realmente funcionan

Atención, que empezamos con esta lista de estrategias sencillas para el SEO de tu hotel.

#1 La de darte de alta en Google My Business

Este punto es de obligadísimo cumplimiento. Y es así por varias razones.

La primera es que el registro en My Business es el paso previo para aparecer en Google Maps. ¿Imaginas las de potenciales clientes que te pueden encontrar ahí?

Además, la geolocalización te va a permitir aparecer en los resultados de búsqueda tipo «hotel en destino X».

Y si algún cliente ha echado el ojo a tu establecimiento y quiere saber más, gracias a G My Business tiene a mano una completa ficha de tu hotel con todos los datos que necesita y el enlace directo a tu web.

Sin olvidar lo más valorado y visitado por los usuarios: las reseñas.

#2 La de hacer SEO en las imágenes

Sí, has leído bien.

Hacer SEO en las imágenes no solo es posible, sino que además esencial para ayudar al posicionamiento web de tu hotel.

Apunta las siguientes pautas:

  • Renombra el archivo

Nada de dejar el nombre que aparece por defecto en las imágenes y que suele parecerse a «IMG_20200819.jpg».

Ten en cuenta que Google lee esta información y con esa cadena de caracteres no estamos aportando datos sobre el contenido que le permita posicionarlo.

Por eso, sustitúyelo por un nombre descriptivo separando las palabras con guiones como, por ejemplo: «menu-buffet-infantil.jpg».

  • Añade el texto ALT a la imagen

La etiqueta ALT muestra a los robots de Google la descripción de la imagen, aunque el usuario no la ve.

Esta información la puedes completar en el momento de subir la imagen al CMS con el que trabajas, ya sea WordPress, Hubspot o cualquier otro.

  • No te olvides del title

Se trata de la etiqueta que aparece cuando pasas el ratón por encima de la imagen. Esto ayuda al usuario a entender su contenido, y Google lo valora positivamente… aunque no de forma directa, sino solo a través del bienestar del usuario.

#3 La de definir la palabra clave antes de escribir

Antes de emplearte a conciencia para escribir los textos de tu web o los artículos para tu blog es necesario que realices una búsqueda de palabras clave (o «keyword research» en inglés).

Quizás nunca te lo habías planteado, pero debes saber que tu estrategia SEO se derrumba por completo si obvias este punto.

El motivo es así de sencillo: si no conoces aquellas palabras que tus usuarios utilizan para buscar tu hotel difícilmente vas a poder trabajarlas en tu estrategia. Y si no lo haces, es imposible que te puedan encontrar en los buscadores.

Además, recuerda: cada página debe posicionar una sola palabra clave, al igual que cada artículo de tu blog. De otro modo estarás perjudicando el posicionamiento web de tu hotel realizando las temidas «canibalizaciones».

Canibaliza… ¿qué? Te lo explicamos en un segundo.

Se trata de un error (bastante grave, la verdad) por la que se intenta posicionar una misma palabra clave en diferentes contenidos repartidos por el sitio web.

El problema es que una vez que los robots de Google rastrean el contenido se encuentran «confundidos» porque no son capaces de saber qué contenido es más relevante para la keyword.

Y lo que finalmente ocurre es que no se posiciona ninguno.

¡Ah! Y recuerda que el «keyword stuffing» (eso de usar la palabra clave con mucha frecuencia sin ton ni son para posicionar) está más que penalizado por San Google.

#4 La de conseguir un blog de 10

El blog es una de las entradas directas a tu web, por lo que es tu gran aliado para mejorar el posicionamiento web de tu hotel. Orgánico, además.

Lo primero que debes lograr es tener un blog bien estructurado, con sus categorías y etiquetas bien elegidas.

Por supuesto, el contenido debe ser de calidad y útil para tu cliente ideal. De otro modo, nada de esto tiene sentido.

Además de todo lo relacionado con las palabras clave que hemos visto en el punto anterior, el blog es también muy práctico para desarrollar una buena estrategia de enlaces en tu web.

Para ello solo tienes que ir colocando en algunos artículos, siempre de manera oportuna y natural, links que vayan hacia tus páginas estáticas.

#5 La de elaborar títulos que enganchen

Es importante que el «title» (ese título que aparece en los resultados de búsqueda de Mr. G) sea atractivo, de modo que favorezca un mayor número de visitas.

Tómate un tiempo para elaborarlos cuidadosamente, intentando ser original para captar la atención de tu audiencia.

Pero ¡ojo!, porque la tentación de las malas prácticas vuelve a aparecer en forma de «click baiting».

Quizás hayas visto en Internet (sobre todo en redes sociales) esos titulares gancho (engañosos) que pretenden captar la atención del usuario rápidamente para conseguir el clic y llevar tráfico a una determinada URL.

Esto está mal. Rematadamente mal.

Por ello los dioses del Olimpo de Internet (Google y Facebook, por supuesto) cuentan ya con filtros para detectar este tipo de prácticas deshonestas.

Así que, si decides pasarte al lado oscuro, recuerda que las consecuencias pueden ser nefastas para el posicionamiento web de tu hotel.

#6 La de añadir una buena meta descripción

Nos referimos a la información que aparece en los resultados de búsqueda, justo debajo del title.

Recuerda completar siempre esta información (aunque a veces resulte pesado, lo sabemos) ya que es muy valioso para dar a conocer al usuario lo que va a encontrar al hacer clic en el resultado de tu web.

Cuanto más mascadito se lo demos al usuario mejor, ¿verdad?

Por cierto, intenta que no tenga más de 156 caracteres contando los espacios.

#7 La de organizar correctamente los contenidos en varios idiomas

Probablemente tu web sea multilingüe para dar un mejor servicio a viajeros internacionales.

Y aquí la manera en que organizas el contenido en cada idioma influye en el posicionamiento web de tu hotel.

La opción que mejor funciona para el SEO es la de utilizar un subdirectorio para alojar cada versión (/en/, /fr/, /de/, /it/…), de modo que todo el posicionamiento se concentre en el dominio principal y se reparta bien entre los subdirectorios inferiores.

Nada de subdominios, que ahí no se transfiere nada de nada.

Bonus extra: la de utilizar vídeos

Los vídeos son tendencia.

Y una herramienta muy efectiva para mejorar el posicionamiento web de tu hotel. La razón es que gracias a ellos el tiempo que el usuario está en tu sitio aumenta.

Exponencialmente, de hecho.

Así que te aconsejamos que incluyas el video marketing en tu estrategia sin pensarlo. El contenido de los vídeos puede llegar allá donde te lleve tu imaginación, aunque para empezar por algo sencillo, te proponemos algunas ideas:

  • Vídeos que muestren tu hotel: tus instalaciones, platos del restaurante o el buffet desayuno, detalles de las habitaciones, etc.
  • Testimonios de tus clientes en los que cuenten en primera persona la maravillosa experiencia que han disfrutado en tu hotel.
  • Piezas que muestren a los empleados del hotel realizando su trabajo o contando a los clientes alguna novedad, por ejemplo.

Para evitar ralentizar el tiempo de carga y que el vídeo se reproduzca correctamente, lo ideal es que se encuentre alojado en una plataforma tipo YouTube o Vimeo y desde ahí lo incrustes en tu contenido.

Hasta aquí llega este listado de mini estrategias para mejorar el posicionamiento web de tu hotel. Esperamos que te pongas manos a la obra y empieces pronto a trabajar el SEO de tu establecimiento.

¿Has puesto en práctica algunas de las estrategias anteriores? ¿Qué resultados has tenido? Te leemos en los comentarios 👇

Todo sobre el PPC: qué es y cómo puedes sacarle partido como hotel

Para saber qué es PPC primero tenemos que hablar de publicidad.

Espacio de creatividad para unos, mal necesario para otros. 

Independientemente de cuál sea tu opinión, una cosa está clara: son muy contadas (y privilegiadas) las marcas que por su posicionamiento en el mercado no invierten en publicidad. Al resto de los mortales no le queda otra que pagar para que se le conozca ahí fuera.

Para que se le conozca y se le reconozca, ya que la publicidad no va solo de ganar visibilidad, también de diferenciarse de sus competidores y, a fin de cuentas, atraer clientes

Actualmente un hotel cuenta con múltiples formas de darse a conocer: desde las clásicas ferias de turismo, pasando por anuncios en medios generalistas o revistas especializadas, hasta llegar al medio estrella del S.XXI: Internet.

En Internet los hoteles cuentan con distintos canales para presentarse y ofrecer sus servicios:

  • Publicidad en redes sociales
  • OTAs (Booking, Expedia, Hotels)
  • Metabuscadores (TripAdvisor, Trivago, Kayak)
  • Hotel Ads de Google
  • Google Ads

Todos ellos tienen sus más y sus menos, pero el objetivo de este post no es profundizar en ellos, sino hablar de un tipo de campaña específico que puedes utilizar en varios de estos medios: el PPC o pago por clic.

Qué es el PPC y otros modelos de pago

El modelo publicitario PPC consiste en que un anunciante solo paga cuando alguien pincha en su enlace.

El objetivo final de estas campañas es llevar visitas a una página determinada en la que intentamos cerrar una venta o conseguir un lead.

Se trata de una herramienta basada en el marketing de respuesta directa muy útil para conseguir nuevos clientes.

Cuando hablamos del modelo PPC, nos encontramos con otro concepto que siempre va ligado a él: el CPC o coste por clic.

El coste por clic es el precio que el anunciante paga por cada clic efectuado en su enlace. Este puede ser fijo o determinarse en una subasta.

Por tanto, PPC hace referencia al modelo de campaña y CPC al precio que cuesta cada visita al enlace.

Antes de profundizar en el CPC, vamos a nombrar otros modelos de coste que también conviene conocer.

Por un lado, está el coste por impresión o CPM, que establece su precio en base a la cantidad de veces que aparece un anuncio cuando alguien hace una búsqueda.

También se llama coste por mil impresiones, que es la cifra que se suele tomar como unidad de medida.

Este modelo se utiliza sobre todo para campañas de reconocimiento de marca. El objetivo es que a la gente le suene la marca a base de verla en los anuncios y no tanto que el usuario realice una acción específica.

Por otro está el coste por adquisición o CPA, en el que el anunciante paga una comisión cuando el usuario consuma una acción tras pinchar en el enlace, siendo las más comunes hacer una compra o reserva o suscribirse a una newsletter.

Beneficios y ejemplos de campañas PPC

A continuación, vamos a aclarar por qué es interesante para un hotel independiente invertir en este modelo de publicidad y pondremos un par de ejemplos finales.

En líneas generales podríamos decir que el fin último de estas campañas es el de potenciar las reservas en el canal directo. Por tanto, si su coste es menor que las comisiones que pagas a las OTA, es una inversión que merece la pena.

También queremos señalar que estas campañas requieren de una inversión inicial.  Algunos hoteles pueden mostrarse recelosos a adelantar el dinero por la costumbre de pagar las comisiones a posteriori.

Pero las campañas PPC suelen presentar escasos riesgos siempre que se cumpla una condición.

Y esta es que la página a la que se dirija el tráfico obtenido debe estar diseñada y redactada para conseguir el objetivo comercial, tanto si es una página creada de manera específica para una oferta, como si se trata de tu página web oficial.

Este es un factor determinante para la rentabilidad de la campaña: la página de destino debe tener un buen porcentaje de conversión.

Hechas las aclaraciones, vamos con un par de plataformas en las que puedes implementar este modelo.

TripAdvisor

TripAdvisor es uno de los metabuscadores más conocidos por los viajeros de todo el mundo.

En sus orígenes esta plataforma recogía opiniones de clientes de establecimientos hoteleros y restaurantes, pero en la actualidad actúa como comparador de precios y facilitador de reservas.

Realizando una campaña PPC en esta plataforma podrás aparecer en las búsquedas de hoteles y anunciar tus tarifas y disponibilidad, en competición con otras agencias de viaje.

TripAdvisor funciona con un sistema de pujas que determina qué empresas aparecen en los primeros lugares. Por tanto, el coste de cada clic depende de cuánto quieras invertir en estas pujas.

Google Hotel Ads

Esta es una opción muy interesante dado el papel gigante de las búsquedas que representa Google. 

Es casi imposible que un turista que planee un viaje no recurra a él; por tanto, es lógico pensar que aparecer en sus resultados es más que conveniente.

Y como en las búsquedas de hoteles Google coloca los resultados orgánicos (no pagados) en la parte inferior, toca pasar por caja si se busca la visibilidad.

Cuando alguien busca, por ejemplo, “hotel céntrico en Barcelona”, arriba del todo aparecen siempre los anuncios pagados de Google Ads (con los que también puedes hacer campañas PPC).  Y a continuación, los resultados de Google Hotels.

De un primer vistazo esta plataforma ofrece un listado de hoteles con su ubicación, precios e imágenes. También muestra un despegable para seleccionar fechas y ver la disponibilidad.

Una vez dentro encontramos el comparador de precios y el botón para visitar el sitio web; por tanto, si tu oferta es la mejor y el usuario hace clic, en una campaña CPC Google te cobrará por él.

Lo bueno de esta plataforma es la visibilidad que le da a tu canal directo, ya que siempre apareces en la primera página de Google.

Aunque existen más plataformas en las que realizar este tipo de campañas (Google Ads, Trivago, Facebook Ads), creemos que con estos dos ejemplos puedes hacerte una idea de sus posibilidades.

¿Es fácil gestionar campañas de PPC?

Esta es una pregunta con miga porque la respuesta varía enormemente en función del conocimiento sobre SEM de cada uno.

Lo cierto es que la mayoría de las plataformas permiten la gestión directa de las campañas, aunque para ello es indispensable que la web del hotel disponga de un motor de reservas (salvo en Google Ads).

Si no te manejas en la configuración de campañas e interpretación de indicadores, nuestra recomendación es que recurras a profesionales para optimizar tus campañas y asegurar el retorno de la inversión. Mejor ir a lo seguro que arrepentirse.

Y hasta aquí nuestra modesta introducción a este modelo publicitario. Esperamos que el concepto de PPC te haya quedado claro, pero si necesitas alguna aclaración, no dudes en dejarnos un comentario y te responderemos encantados.

¡Hasta la próxima!